Una sesión de “bellypainting” no es únicamente decorar la piel de una embarazada. Esta experimentará gratas sensaciones, vivencias personales, y nuevos estímulos que pueden influir en su relación con el bebé.

Cada sesión creativa de “bellypainting” representa un grato momento en el que la futura mamá disfrutará de su estado de espera.

mamaa-hijo

Además de lo que supone el diseño corporal; la persona embarazada ve convertirse su barriga en un lienzo humano, esta experimentará la grata sensación de sentir el pincel paseando por la barriguita, notando como sus trazos y colores conforman la fantasía del diseño escogido… convirtiéndose finalmente, en una experiencia personal única, intransferible que será recordada por los futuros papás, toda la vida.